Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

¿Por qué existe una brecha de género en las carreras STEM?

05/02/2018

¿Por qué existe una brecha de género en las carreras STEM? En la última edición de CONTACTO, las profesoras Rubby Casallas y Kelly Garcés responden a esta pregunta. ​​​

 

Revista Contacto No. 14 / 5 de febrero de 2018

 

Las profesoras Rubby Casallas y Kelly Garcés hacen una reflexión sobre las causas que han incrementado la brecha de género en las carreras STEM y cómo desde la Universidad se desarrollan diversas iniciativas que buscan derribar esas desigualdades.

Por tradición, las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (o STEM, por sus siglas en inglés) han contado con una gran participación de los hombres, tanto que en el imaginario colectivo pareciera que estuviéramos hablando de disciplinas netamente ‘masculinas’. ​

Y es que las cifras no mienten. Según la ‘Encuesta Mundial de Habilidades en la Población Adulta’ de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), el 38% de la población mundial masculina estudia profesiones vinculadas con la ingeniería y la construcción, mientras que solo el 7% de las mujeres lo hace. En relación con las carreras de las ciencias exactas, el 10% de ellos las abordan, mientras que la tasa en ellas es de un poco más del 7%.

 

En el caso específico de las ciencias de la computación, por ejemplo, la brecha es bastante elevada. Según el estudio Generation Stem del Girl Scout Research Institute, menos del 1% de las mujeres en el mundo estudia esta disciplina y aunque el 74% de las estudiantes de educación media presentan algún interés en estas carreras, al llegar a la educación superior esta cifra disminuye al 0,3%.

 

Con el fin de analizar estas brechas y plantear escenarios posibles para reducirlas, Revista CONTACTO conversó con Rubby Casallas, profesora titular, y Kelly Garcés, profesora asistente, ambas del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la Facultad de Ingeniería, quienes lideran las iniciativas ‘Mujeres en computación’ -MEC- y ‘Mujer, ciencia y tecnología’, enfocadas en promover el interés y la participación de una mayor participación de jóvenes en las carreras STEM.

 

CONTACTO: ¿A qué creen que se debe la poca participación de las mujeres en las carreras STEM?

 

Rubby Casallas: En gran medida, a los estereotipos erróneos que la televisión y la publicidad han vendido acerca de este tipo de carreras, lo que ha provocado que, en muchas ocasiones, las mujeres perciban que la educación STEM no está diseñada para ellas.

 

En la década de los 80 con la globalización de la computación, la cantidad de hombres y mujeres en las carreras relacionadas con los sistemas y la informática era muy similar, sin embargo, con la llegada de los videojuegos (creados por hombres para hombres), la balanza se inclinó y las mujeres empezaron a ceder terreno.

 

Kelly Garcés: Estos estereotipos nos señalan, por ejemplo, que la ciencia y la computación no hacen atractivas a las mujeres o que las ingenieras deben sacrificar su vida en familia para poder trabajar, lo que es totalmente falso. Eso hace que las niñas y adolescentes se formen conceptos errados y terminen por elegir otro tipo de carreras.

 

CONTACTO: ¿Qué se debe hacer desde la educación para animar a las niñas y adolescentes a estudiar este tipo de carreras?

 

RC: En el caso específico de la informática, hace falta que los colegios se esfuercen por hacer de estas asignaturas un espacio que despierte el interés de los estudiantes por estos temas. Generalmente, la clase de sistemas consiste en aprender a manejar herramientas como Word, Excel y Power Point, y en las que muy pocas veces se abordan las grandes posibilidades que tiene la computación.

 

KG: Deben trabajar en derribar los estereotipos. Las niñas creen que los hombres son mejores en matemáticas y no es así, estamos en igualdad de condiciones. No se trata de ver cual género es el mejor, sino de lograr una participación equitativa en tareas en las que todos podemos alcanzar un buen desempeño.

 

CONTACTO: ¿En qué consiste ‘Mujeres en computación’ -MEC-?

 

RC: Es una iniciativa con varios patrocinadores, entre estos, Microsoft Research, que pretende descubrir y comprender las razones por las que la participación de las mujeres en el campo de la computación ha estado disminuyendo y proponer acciones para cambiar esta tendencia. Compartimos historias de mujeres exitosas para que las niñas y adolescentes vean que es posible llegar lejos, trabajar en estas carreras y lograr un impacto en la sociedad. En la página web del proyecto https://mujeresencomputacion. uniandes.edu.co/ se encuentran recursos y casos de éxito de mujeres que han dejado huella en el mundo.

 

CONTACTO: ¿Cuál es el propósito de ‘Mujer, ciencia y tecnología’?

 

KG: Es un proyecto que busca resaltar las bondades y oportunidades de la educación STEM, el papel que, en la actualidad, tiene la participación de las mujeres en estas disciplinas y reemplazar los estereotipos erróneos que se tienen de aquellas personas que ejercen carreras STEM, por ejemplo, que son tímidas o “sabelotodos”, por modelos que dignifiquen este tipo de trabajo.

 

En el marco del programa se organizan visitas de adolescentes de colegios públicos y privados, y de distintos niveles socioeconómicos a talleres y laboratorios. También charlas con mueres líderes en investigación e industrias, quienes entregan sus testimonios de éxito. Estos espacios de participación han servido para derribar los mitos que señalan que las mujeres solo tienen habilidades “suaves”, cuando la realidad ha demostrado que todas las personas, sin importar su género, pueden alcanzar las mismas capacidades y conocimientos para desarrollar este tipo de carreras. De esta manera fomentamos la equidad y la inclusión en las próximas generaciones.

 

CONTACTO: ¿Podrá Colombia fortalecer la participación femenina en las carreras STEM?

 

RC: ¡Estamos trabajando en ello! En la actualidad hay mujeres que han estudiado estas carreras y son exitosas, como por ejemplo la primera viceministra de Tecnologías de Información (TI), María Isabel Mejía, y mujeres empresarias que son referentes por sus grandes logros.

 

KG: Seguramente lo vamos a lograr. Ahora mismo estamos trabajando en un nuevo proyecto que vincula los temas de ciencia y computación con arte y diseño, para llegar a más público desde diversos frentes. Necesitamos que más mujeres participen, pero no se trata de poner a los géneros masculino y femenino en polos opuestos, sino de encontrar lo bueno en la diversidad.

 

Para el Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación, promover el interés de jóvenes de ambos sexos en estas áreas de formación es uno de los grandes retos que tiene el país, frente al futuro de su desarrollo económico y social. En especial, teniendo en cuenta que según el Observatorio de la Industria TI, para el 2020 existirán 90 mil puestos sin cubrir en el sector de la tecnología, lo que permitirá, además, cerrar la brecha laboral y de profesiones entre hombres y mujeres.​​