Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

[ENTREVISTA] “En Los Andes somos pioneros en inteligencia artificial”

26/09/2019

​[ENTREVISTA] “En Los Andes somos pioneros en la visión global de inteligencia artificial”. Olga Mariño Drews, profesora asociada, habla sobre esta disciplina que llegó para revolucionar la tecnología. 

Desde hace más de tres décadas la inteligencia artificial hace presencia en la Facultad de Ingeniería. Conversamos con Olga Mariño Drews, coordinadora de la Maestría en Ingeniería de Sistemas y Computación, sobre esta disciplina que nació en la década de los 50 y llegó para transformar la ingeniería y revolucionar el mundo de la tecnología.


Olga Mariño Drews, profesora asociada del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación


Hoy en día estamos tan familiarizados con cosas como los celulares con reconocimiento facial o los portales web cuyos enlaces recomendados nos permiten navegar por una serie de publicaciones de temas relacionados, que no somos conscientes de la tecnología que tienen detrás. Sin embargo, al igual que los robots avanzados o los vehículos autónomos, estos sistemas también son creados con avanzadas técnicas de inteligencia artificial (IA).


De acuerdo con el AI HLEG, un grupo de expertos independientes creado por la Comisión Europea, la IA se refiere a aquellos sistemas que tienen un comportamiento inteligente al analizar su entorno y realizar acciones —con cierto grado de autonomía—, encaminadas a lograr objetivos específicos. Estos pueden basarse en software y actuar en el mundo virtual, como los asistentes de voz o los motores de búsqueda; o integrarse en dispositivos de hardware, como los drones o Internet de las cosas. Olga Mariño Drews, profesora del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación y Ph.D. en Informática, con especialidad en Inteligencia Artificial, quien además lideró el Primer Foro sobre Inteligencia Artificial realizado en Los Andes, nos habla sobre los límites y retos que plantea esta rama de las Ciencias de la Computación, así como del aporte de la Facultad al avance de la misma.


CONTACTO: ¿Desde cuándo la Facultad de Ingeniería se interesó por la inteligencia artificial?


Olga Mariño: La IA comenzó a trabajarse en el Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación. Hacia el año 86 creamos el grupo de Inteligencia Artificial y empezamos haciendo sistemas expertos en diferentes campos como derecho, educación y medicina. Por ejemplo, hicimos uno para entrenar estudiantes de anestesiología, que tenía todas las reglas de una operación de apendicectomía y las posibles complicaciones —pues ofrecía aleatoriedad—, e iba mostrando los signos vitales del paciente. De acuerdo con esos datos, el estudiante debía ir tomando decisiones.


CONTACTO: ¿Qué campos de la IA se han abordado en la Facultad?


O.M.: En el Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación empezamos con sistemas expertos y sistemas basados en reglas. Luego yo empecé a trabajar en el área de representación del conocimiento y racionamiento, que ha evolucionado hacia la web semántica; Fernando de la Rosa, en Robótica; y el grupo de Matemáticas e Informática Fundamental —en particular Silvia Takahashi y Rodrigo Cardoso— en lógica, agentes inteligentes y demostradores de teoremas. Más recientemente Haydemar Núñez se vinculó al departamento para fortalecer el campo del machine learning o aprendizaje de máquina.


De hecho, éste tiene una base muy sólida en la Facultad. En Ingeniería Eléctrica y Electrónica Fernando Lozano, quien realizó un Ph.D. en Ingeniería con especialidad en machine learning, desde hace muchos años dicta este curso. Pablo Arbeláez, de Ingeniería Biomédica, lleva varios años empleándolo en sus investigaciones sobre reconocimiento facial. Así mismo, las técnicas de esta rama de la IA son usadas por varios profesores de la Facultad en sus campos de investigación particulares.


Por otro lado, la robótica también se ha desarrollado desde los diferentes departamentos. Además del trabajo de De la Rosa en robótica móvil y sistemas autónomos, se acaba de crear la alianza SinfonIA –liderada por el Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica–, conformada por las universidades Los Andes, Santo Tomás y Magdalena, y el grupo Bancolombia, para investigar en temas de robótica e inteligencia artificial.


CONTACTO: ¿Qué proyectos desarrolla la Facultad en torno al estudio de la IA?


O.M.: Somos pioneros en la visión global de Inteligencia Artificial y en algunas líneas específicas, como la desarrollada por Pablo Arbeláez. Acabamos de hacer un foro al que asistieron más de 300 personas y contamos con gente muy formada que trabaja en los diferentes temas de IA. Ahora planeamos crear un Centro de Inteligencia Artificial, porque queremos reunir a todos los profesores que trabajan de manera aislada en sus departamentos y deseamos que, hacia afuera, sea más visible lo que hace la Universidad en esta materia. La idea es tener todo en un solo sitio, que haya profesores de ingeniería y de ciencias, pero también de otras áreas como derecho, para que también haya una mirada desde lo ético. Nuestro compromiso es ser pioneros en el país en estas reflexiones.


CONTACTO: En la actualidad, ¿cuáles son los principales retos de la IA?


O.M.: Hay muchos retos, pero quisiera resaltar dos que me parecen fundamentales. El primero es tecnológico: los sistemas que hagamos deben ser robustos y eficientes; en lo posible, deben ser a prueba de errores o capaces de detectar las fallas e idealmente corregirlas ellos mismos. El segundo es un asunto que preocupa mucho y está relacionado con los temas éticos, como la privacidad, la seguridad o la confiabilidad. Un problema clásico es el del vehículo autónomo que ante un accidente inevitable debe decidir si choca contra una persona o un bus lleno de niños. Este es un dilema ético, pues debe decidir si mata a una persona o hiere a varias. Ese tipo de decisiones deben estar en el sistema, porque tiene que haber prioridad en las acciones. Quien lo programó o la forma en que este aprendió, tiene por debajo un esquema de valores y la gente no es consciente de eso.


Trasciende fronteras


"Queríamos mostrar que la nuestra es una carrera de servicio y que la interdisciplinariedad no es solo entre ingenieros que hablan de lo mismo, sino que están al servicio de la sociedad y hay una gran cantidad de campos de aplicación", resalta Olga Mariño refiriéndose al Primer Foro de Inteligencia Artificial realizado el pasado 24 de abril, donde un grupo de expertos en el tema exploraron cuáles son el potencial, los retos y los nuevos campos de aplicación que surgen cuando el aprendizaje de máquina se conecta con otras tecnologías propias de la inteligencia artificial y de las ciencias de la computación.


Descubra más proyectos sobre inteligencia artificial de la Facultad de Ingeniería en la última edición de Revista CONTACTO que puede consultar en el siguiente enlace.