Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

​​Ideas que lideran

 

​• Alfonso Reyes Alvarado (2016 – )

Es físico e ingenie​ro de sistemas de la Universidad de los Andes. Cuenta con una maestría en Ciencias de la Computación de la Universidad de Maryland (Estados Unidos) y es PhD. en Cibernética Organizacional de la Universidad de Humberside, Hull (Reino Unido). Asimismo, hizo un postdoctorado en la Universidad de Lincoln (Inglaterra) en Aprendizaje Organizacional. Fue profesor en el Departamento de Ingenieria Industrial durante 10 años y ¬¬–entre marzo de 2009 y agosto de 2016– ejerció como rector de la Universidad de Ibagué.

• Eduardo Behrentz (2013-2016)

Ingeniero Civil de Uniandes (1997). Ph.D. (2005) de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA) de donde se graduó con honores. Ganador de la Orden al Mérito Julio Garavito en 2016.

“La Facultad debe ser un motor para la transformación y el avance del país en sus perspectivas política, cultural, económica y social. Esto a través de los act​uares profesionales de nuestros egresados, así como por medio de las contribuciones del cuerpo docente en proyectos de investigación y consultoría especializada enmarcados en las necesidades de carácter local”.

 
 

​• Alain Gauthier (2005-2013)

Ingeniero eléctrico, nacido en Francia, con D.E.A. en Automática y doctorado del Institut National Polytechnique de Grenoble. Fue investigador del grupo Brown Boveri, en París. En 1983 se vinculó a Los Andes, donde fue nombrado profesor emérito.

“El gran reto actual de la Facultad es la formación en contexto de los investigadores que necesita el país, para lo cual se debe hacer crecer fuertemente la cantidad de proyectos con el sector externo y trabajar sobre los grandes problemas colombianos.

• Tiberio Hernández (1997-2005)

Ingeniero y magister de Sistemas y Computación de la Universidad de Los Andes, D.E.A en Informática Aplicada de la Universidad Pierre y Marie Curie (Paris VI – Francia), y doctor en Computación Aplicada de la Escuela Nacional Superior de Técnicas Avanzadas (ENSTAFrancia).

Debemos afianzar nuestras fortalezas en el desarrollo del conocimiento en ciencia, ingeniería y tecnología y su aplicación en nuestra realidad. Esto implica enfatizar en la docencia y en la investigación, así como en el quehacer cotidiano de una manera más decidida para buscar impacto en el entorno; es decir, en los temas de innovación y emprendimiento, en ese orden”.

 
 

​• Alberto Sarria (1991-1996)

Ingeniero civil de la Universidad del Cauca. Es profesor titular y emérito de Los Andes, donde fue jefe del Departamento de Ingeniería Civil, vicedecano y decano de la Facultad de Ingeniería. 

“He sido partidario y fiel seguidor de la idea de una educación profesional basada en los principios fundamentales dentro de una ética intachable. Solo así se obtienen la innovación y la creatividad del ingeniero. La meta institucional debe ser una Universidad con la mejor e indiscutible calidad de enseñanza con énfasis en la investigación, para lo cual es necesario que los profesores desarrollen nichos propios con dedicación de largo plazo en sus activid​ades académicas”. ​

​• Hernando Durán (1990-1991)

Ingeniero eléctrico de la Universidad de los Andes y la Universidad de Illinois (programa 3-2), donde cursó una maestría en Ingeniería Eléctrica.

“La formación técnica en Matemáticas y Ciencia siempre ha sido muy buena y debe conservarse. Eso ha sido evidente desde cuando íbamos a terminar la carrera en Estados Unidos, pues estábamos por encima del promedio de los americanos. Debe hacerse hincapié en la formación integral mediante actividades en ética profesional, responsabilidad social y desempeño político”. ​

  ​
 

​• Antonio García (1986-1989)

Ingeniero electrónico de la Universidad Javeriana, hace cuatro décadas se vinculó a Los Andes, donde hoy es profesor honorario. Fue decano y vicedecano de la Facultad, jefe del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica y fundador del CMUA (Centro de Microelectrónica de la Universidad de Los Andes).

“Los Andes decidió ser una universidad de investigación y no debemos olvidar ese objetivo, pero no se puede perder el foco de trabajo en el pregrado, teniendo presente que a ese nivel debemos formar a un ingeniero, más que un investigador”. ​

• Ernesto Guhl (1982-1985)

Ingeniero civil uniandino y de la Universidad de Notre Dame (Estados Unidos), fue becario del Consejo Británico en las universidades de Oxford y Bradford (Inglaterra).

“Cada vez es más evidente la necesidad de las aproximaciones complejas e interdisciplinarias a la solución de los diversos problemas y situaciones que afronta la sociedad del conocimiento y la información. En mi opinión, las universidades, además de servir como mecanismo de ascenso individual, deben servirle al país, para lo cual es necesario mantener la excelencia y la innovación en los campos técnico-científicos como eje fundamental de la Facultad”.

  ​​
 

• Rafael Mariño (1982)

Ingeniero eléctrico uniandino y de la Universidad de Notre Dame (Estados Unidos), hizo estudios de posgrado en Economía e Ingeniería Industrial en Los Andes, y es egresado del Programa de Alta Dirección Empresarial (PADE) del INALDE.

“Tanto en los países que dependen del sector primario como de la manufactura, la ciencia y la tecnología son los elementos de cambio y en ellos se ubica la Ingeniería. La innovación con énfasis en la calidad debe ser constante y –dado que la cultura corporativa demandará más productividad como mecanismo para lograr rentabilidad¬– las condiciones sociales y el ambiente de trabajo de los ingenieros serán más duros, en parte por la presión de las comunicaciones, la rapidez del cambio y la necesidad de aumento de la competitividad”.

​• Gustavo Jaramillo (1980-1981)

Ingeniero civil uniandino, cursó una maestría y obtuvo un título doctoral en MIT en Transporte e Investigación de Operaciones. 

“Hoy, cuando una persona cambia de trabajo, en gran medida cambia también de profesión porque las tecnologías, las herramientas y los énfasis se modifican muy rápidamente. Por eso, en todas las carreras las universidades deben formar profesionales que puedan adaptarse a las nuevas exigencias”.

 
 

• Laszlo Szekessy (1977-1979)

Ingeniero mecánico de la Universidad Tecnológica de Budapest (Hungría); magíster en Ciencias Aplicadas en Ingeniería Mecánica de la Universidad de British Columbia (Canadá), con estudios especiales en Materiales en Ingeniería en MIT (EE.UU.) y diploma de Alta Gerencia de la Universidad de los Andes. 

“La Facultad debe continuar con esa calidad y con el doctorado, pero necesita asegurar que los estudiantes estén muy enfocados no solo en lo teórico, sino en lo práctico. La Universidad ha trabajado muchas veces, sobretodo el doctor Eduardo Aldana, para que haya un programa intermedio que forme técnicos, pues son muy necesarios y faltan entre el ingeniero y el obrero”.

​• Carlos Amaya (1968-1977)

Ingeniero eléctrico uniandino y de la Universidad de Pittsburgh (Programa 3-2), donde cursó una maestría en ingeniería eléctrica con énfasis en Potencia.

“Los Andes ha evolucionado para concentrarse en la investigación e incluso en los doctorados, lo cual ha implicado un desarrollo muy fuerte del profesorado que hoy se orienta no solo a la docencia, sino a la producción académica. Eso debe mantenerse y fortalecerse a la par con la dinámica académica”.

 
 

• Eduardo Aldana (1965-1968)

Ingeniero civil de Los Andes, M.Sc. de la Universidad de Illinois y Ph.D. de MIT. 

“Los Andes debe tener cobertura nacional de verdad: contar con estudiantes de todos los departamentos de Colombia y hacer presencia en muchos lugares a través de la investigación dirigida a resolver sus problemas críticos, en alianzas estables con universidades regionales”.

​• Álvaro Salgado (1957-1965)

Ingeniero civil de la Facultad de Matemáticas e Ingeniería de la Universidad Nacional e Ingeniero eléctrico (M.Sc.) de CalTech (Estados Unidos). 

​“Al contemplar el magnífico desarrollo de la Facultad, solo resta desear que se mantenga el espíritu de innovación y servicio que la ha caracterizado y que se ha conseguido con la dedicación e inteligencia de sus profesores y directivas”. ​​​​