Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Ingeniera uniandina se abre paso con emprendimiento en Arabia Saudita

23/05/2018

​Ingeniera uniandina se abre paso con emprendimiento en Arabia Saudita. 

Facultad de Ingeniería / 23 de mayo de 2018


Una mujer talentosa, perseverante y con decisión. Así se define Sandra Medina, una neivana de 27 años, ingeniera ambiental y química de Los Andes, quien hace tres años cursa un doctorado enfocado en tratamiento de aguas de producción de petróleos en Arabia Saudita.


En el país asiático, la colombiana también encontró la oportunidad de iniciar un emprendimiento llamado WAYAKIT, un spray instantáneo para el lavado en seco de ropa esencial para viajeros, basado en biotecnología que remueve manchas y olores, utilizando compuestos de limpieza no tóxicos y biodegradables.  

​Durante su pregrado se interesó por el uso de biotecnología para el tratamiento de aguas residuales industriales. Luego, realizó su maestría en Ingeniería Ambiental -también en Los Andes-, lo que le permitió hacer parte del equipo de la coordinación ambiental del campo Caño Limón en Occidental de Colombia, Inc. (Oxy) y más tarde en el área comercial de la compañía holandesa Nijhuis Industries.


"Trabajar en Oxy fue una experiencia enriquecedora, estar en el equipo HES me permitió trabajar transversalmente en todas las actividades del campo y fue ahí donde evidencié los retos sobre el manejo de las aguas de producción. Después, el trabajo con Nijhuis me dio herramientas en comercio exterior y manejo de clientes", menciona Medina.


La experiencia en el sector industrial motivó a Sandra a realizar su doctorado enfocado en tratamiento de aguas de producción en el país con mayor producción mundial de petróleo. El agua de producción petrolera es el agua que se encuentra en el yacimiento y se extrae junto con el petróleo y el gas y, constituye la mayor fuente de volumen de agua residual industrial a nivel mundial. "La mayor parte del fluido que se extrae es en realidad agua que tiene potencial de reúso! globalmente se producen más de 400 millones de barriles al día, esto es como llenar 1000 piscinas olímpicas cada día". 


Actualmente Sandra se encuentra becada por la Universidad de Ciencia y Tecnología del Rey Abdullah (KAUST) en el país asiático. Esta institución fue fundada en 2009 y es la primera universidad mixta en Arabia Saudita con una comunidad internacional de más de 6000 personas residentes en el campus, ubicado en las costas del mar rojo.


"KAUST ha sido toda una experiencia, he podido trabajar en laboratorios de última tecnología con acceso a expertos de talla mundial; convivir en un ambiente multicultural abrió mi mente ante nuevos sabores, olores, gente, diversidad, entendimiento y respeto por otras culturas".


En cuanto a las restricciones sobre el alcohol, el cerdo, no poder conducir, no bailar en público y tener que cubrirse en las ciudades, Sandra comenta "que los colombianos somos de alta adaptabilidad al cambio y cuando se tienen los objetivos claros, estas restricciones pasan a un segundo plano. Extraño muchas cosas, pero las oportunidades, beneficios y la retribución del trabajo bien realizado son mayores y es lo que me motiva". 


Un emprendimiento sostenible


La universidad KAUST a través de su Departamento de Innovación y Desarrollo Económico promueve una cultura de emprendimiento en nuevos negocios de propiedad intelectual desarrollada en la institución. En el verano de 2017, Sandra conoce a Luisa Javier, una mexicana que junto a ella cursaba el curso de Nuevos Emprendimientos e Innovación de Productos.


Las dos estudiantes identificaron durante la clase un problema en común: "hemos podido viajar frecuentemente a otros países de la región y durante estos viajes evidenciamos que lavar la ropa es aún un reto. La ropa sucia es peso muerto que debes cargar y pensamos que sería ideal poder viajar sólo con pasaporte, dinero y la ropa que llevas puesta", comenta Sandra. 


Sandra y Luisa realizaron más de 100 entrevistas a amas de casa, madres, viajeros de turismo y de negocios de al menos 23 diferentes nacionalidades, acerca de cómo lavan ropa en casa y mientras viajan. A partir de esto, identificaron los requerimientos del producto que debían diseñar y regresaron al laboratorio para su desarrollo.


"En KAUST hemos aprendido lo que se requiere para hacer ciencia con propósito: pasamos meses leyendo, probando, midiendo, fallando, pensando, tratando y fallando aún mejor hasta conseguir los resultados que buscábamos".


El gran reto de Sandra y su colega es el lanzamiento de su emprendimiento en la plataforma Indiegogo el próximo junio en la que, por medio de una campaña de crowdfunding, o financiamiento colectivo, esperan recaudar diez mil dólares que cubrirá los costos de producción de los moldes para los envases, validar el proyecto y de esta manera, poder llevar WAYAKIT al mercado.


En esta plataforma, personas de todo el mundo podrán pre-ordenar su propio Wayakit. "Wayakit es una realidad y ahora la gente podrá contribuir para poder llevarlo a sus manos" comenta Sandra. "Como mujeres latinoamericanas nos sentimos muy orgullosas de representar nuestros países en este proyecto de innovación en un país como Arabia Saudita, en donde hacemos parte de la transformación social y económica que está viviendo este país. Hemos tenido que enfrentar barreras de lenguaje y de género, pero así mismo con tolerancia y el apoyo de una institución tan respetada como KAUST, hemos podido dar grandes pasos hacia el desarrollo de este nuevo negocio". 


La campaña de Indiegogo estará abierta por un mes hasta el próximo 7 de Julio de 2018.